Skip navigation

Kurt Loder apareció en la televisión, con esa cara suya que guarda celosamente el secreto de su edad. Hizo un recuento de las noticias cuya relevancia fue mayor durante la semana. Sonrió poco.Se movió menos. Mandó a una nota con su corresponsal de Chicago, quien nos presentó un flamante conjunto nuevo, de sonido para entonces extraño. Debutaba el cuarteto con Gish y seria Caroline (de mucho cachè en aquellos tiempos), el sello encargado de llevar su obra a las tiendas de discos.

Llegó después Nevermind y aunque los de Chicago eran buenos, tuvimos que mirar hacia el norte unos meses para contemplar el eclipse; reanudariamos la vida mas tarde. De ellos volveriamos a saber, eso seguro.

Mi quinto año de preparatoria (y la correspondiente sensación lugúbre de que pasaría la vida entera cursando la educación media superior), fue musicalizado en su totalidad por Siamese Dream. A los 17, (comprobando que la Universidad no era lo que venía anunciado en los folletos), continue venerándoles , impactado por su ambicioso disco doble. Terminé un poco harto de ellos y de que a “1979″ no dejaran de pasarla en las estaciones de FM mas banales (a cierta edad eso no se soporta).

1998;ALGUNOS DISCOS TE ACOMPAÑAN CUANDO SEPULTAS UN ROMANCE GRANDE. ESAS DESPEDIDAS NO SON SIMPLES. SE TE DERRAMAN LAS LAGRIMAS, AUNQUE TE MUERDAS LA LENGUA;AUNQUE RESPIRES PROFUNDO. Yo dejaba que la tristeza terminara conmigo, derrotado en un sillón y con el disco Adore, decorando mi habitacion la tarde completa. Mi vida estudiantil termino ocho meses antes de la edicion de Machina:The Machines of God. En febrero de 2000, las tachas eran una droga masiva, ingerida hasta por las oficinistas que iban al Kychos de Insurgentes, los viernes de quincena. La gente queria escuchar el Play de Moby, en una jaula de diseño minimalista.En el mundo exterior ya no era 1994.Llego el final sin haber pasado siquiera media decada.Corgan ha tomado una decision.Existe la sospecha de que el movil es financiero. ESA MUSICA INVOLUCRA MUCHAS HERIDAS, Y MUCHAS CURACIONES, Y MUCHOS DÍAS ABURRIDOS, Y MUCHOS DIAS IMBORRABLES, Y MUCHA VIDA, DE ESA QUE NO TENEMOS DE SOBRA.

ESA MUSICA ESTA BIEN AHÍ, EN LA MEMORIA.

Por eso no quiero que se junten los Smashing Pumpkins, no todavía

PERO EN EL FONDO SI

Articulo publicado en la revista R & R No. 22 junio 2005 por Julio Martínez Ríos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: